Abstract

Con las Tecnologías de la Información y Comunicación han aparecido movimientos ciudadanos que extraen, transforman y publican datos públicos, lo que constituye una manera novedosa de aportar información al debate político y de enriquecer la información pública. Esta actividad no es un fenómeno novedoso sino que puede conectarse con el concepto clásico griego de isegoría y enmarcarse históricamente en los movimientos que propugnan la transparencia política. Cuando estos movimientos ciudadanos aportan datos, procuran cumplir con los criterios open data de la Sunlight Foundation, en principio diseñados para ser seguidos por las instituciones públicas. Tras poner como ejemplo cinco supuestos reales de extracción de datos y proponer unos criterios de demarcación para la validez de su transformación y trazabilidad, defendemos que este mecanismo de producción de open data por la ciudadanía es igualmente válido que el del Estado. Se produce así la isegoría de los datos «tratados por el ciudadano» y de los «tratados por el Estado», lo que constituye bloques básicos de información soporte de la discusión democrática contemporánea, operando la isegoría no sólo en el nivel del lenguaje gramatical sino también en el núcleo de los datos tratables mediante las TIC. Como corolario, se apuntan qué aspectos han de cuidarse de los datos abiertos por ser requisitos de la isegoría y fundamento de la información soporte de un sistema democrático en el estado actual de la tecnología.

Authors’ bio


Helena Nadal Sánchez (Segovia, 1970), Licenciada con Grado en Filosofía por la Universidad Autónoma de Madrid y Máster en Gestión Integral de Conflictos por la Universidad Autónoma de Barcelona es doctoranda del Departamento de Derecho Público de la Universidad de Burgos, profesora del Postgrado en Mediación y miembro del Grupo de Innovación Docente del Área de Filosofía del Derecho dentro también de la Universidad de Burgos. Actualmente lleva a cabo sus tareas de investigación también en el Instituto de Filosofía del Derecho de la Universidad de Catania (Sicilia). Organiza e imparte Cursos de Formación del Profesorado en relación a la Innovación Docente y aplicación de las TICs dentro del EEES. Es autora de diversos artículos sobre Historia de la Filosofía, Mediación Genérica y Mediación Jurídica e Innovación Docente.


Javier de la Cueva (Madrid, 1962) trabaja como abogado. En sus manos ha estado la defensa, de Ladinamo (primera sentencia que reconoció el Copyleft), de Sharemula (que confirmó que las webs de enlaces a archivos en redes p2p no cometen delitos) y del desarrollador de redes p2p Pablo Soto. Creador e impulsor de los Procedimientos Libres, cuyo primer procedimiento fue la demanda contra el canon en los soportes digitales, se dedica en la actualidad, además de a su trabajo como abogado, a programar diversos proyectos tecnológico-jurídicos. Asimismo es profesor en el Máster de Economía Digital e Industrias Creativas de la Escuela de Organización Industrial, conferenciante, usuario de GNU/Linux desde 1998 y administrador de sistemas bajo dicho sistema operativo desde 2003. Escribe sus scripts en Python.